lunes, 27 de mayo de 2013

Esto me cuesta, créanlo. Vomito el alma por la boca en cada párrafo, escupo el dolor en forma de poemas. Soy lo insano en el utópico, la mancha en la pared y la decadencia del escultor.

HeladoAbril


Los ojos son los mismos, lo que sientes no.
Te apuntan con el dedo y te dicen que estás equivocado, pero tu eres el más cuerdo. Siempre lo recuerdo.
Debería. Debería la verdad arrepentirme de mucho, pero a la vez de nada, porque todo me parece tan racional niña-bien y a la vez muy pasional de niña-mal. ¿Qué hacer? Escribir de verdad todo para dejar un instante marcado y claro en el papel, o sólo dejar palabras fuertes para que abran las mentes... No lo sé. Elegir entre un desenlace narrado deprimente, o crear una escena de acción protagonizado por un abuso violento. Una mirada al mar, o un prolongado cerrar de ojos sintiendo tu cuerpo sobre el mio. Éso, un prolongado cerrar de ojos sintiendo tu cuerpo sobre el mío.

Me quedé dormida pensando que escribía.


Me quedé dormida pensando que escribía. Es detalle importante recalcarte que escribía en mi cabeza. El escribir ahora es distinto, y sobretodo en mi cabeza; tienes que saber que ya se me ha echo costumbre, y sólo gracias a tu manía de rodearme con libros y con tus besos.
Recostada a tu lado con tus dedos enlazados, me costaba dejarte a un lado y cambiarte por la eternidad de lo que tenía en mi cabeza. Vale oro, en instancias como ésas, escribir; pero fue simple la respuesta cuando el contacto de tu dedos sobre mi cara me prometió que me será más infinito ése recuerdo que todo el oro que podría salir de mi lápiz. Y así fue cómo seguí pensando y escribiendo quizá cosas obscenas, poses, caricias, o en realismo seguramente; hasta que por fin me dormí.
Lo siguiente fue un poco crudo. Soñé con sustancias viscosas de color rojo que se movían desesperadas por la presión que hilos blancos enredados hacían sobre ellas, apretándolas más cada segundo ya que los hilos que ya estaban manchados con el rojo, eran irrompibles. Eran duros cómo el tratar de no-pensarte. Los hilos iban y venían del centro de las vísceras rápidamente, atravesándolas súbitamente, como también nace arrepentimiento cuando se niega a sentir. Y las vísceras tan inquietas no cesaban, tal cómo mi cuerpo actúa cuando dejo que mis pensamientos y recuerdos fluyan, para se confundan con todas mis sensaciones y rincones. Y de ahí no recuerdo más. Sólo sé que desperté flotando a tu lado, y besándome hiciste que entendiera. O quizá solamente hiciste me dieran más ganas de que te quedaras para seguir riendo. Hiciste que me dieran ganas de que te quedaras y fumáramos. De que fumáramos y habláramos. Habláramos y nos abrazáramos, que nos sinceráramos y nos acercáramos. Que nos amáramos, que nos esperáramos,que nos pelaríamos, quenos discupáramos, oque-sólo-te-quedaras-unavezmás-a-dormir-como hoy-lohicimos.


Me has arrebatado el gusto a una de mis rutinas favoritas; ahora no podré escuchar música de noche, porque descubrí que es mil veces mejor escuchar tu voz antes de dormir.
Y ninguna tela me parecerá tan apta como tu piel lo es, o el calor de nuestros besos también.

Día perfecto para decir cosas malas.


Es un día perfecto para decir cosas malas, como por ejemplo hoy está bien decir que odio a todos mis amigos excepto a dos, que le deseo lo peor a la persona que en principio de este año era mi mejor amiga y que deje de decirlo todo y se calle un rato, que ya  a nadie nos importa y que es una puta. Hoy está bien decir que Amy Winehouse sin su muerte, hoy sería rechazada como Madonna. Hoy está bien decir que es mejor no darte explicaciones de aquel episodio cortado, como también decir que prefiero no celebrar navidad si hay vientos confusos alrededor mio. Hoy está bien decir eso que es tan evidente y que si se dijera otro día a excepción de hoy, sería motivo de una catástrofe y choques protagonizados por frases y balas de lágrimas.

Mi turismo emocional


Un cigarro, una canción nueva, una multitud saltando al mismo tiempo, como un juicio. Bienvenido.

Una gota de la lluvia del monzón


Tengo esas ganas locas de escribir, esas ganas que hace tiempo no tenía. Hace un rato me di cuenta de algo, y desde ahí tengo una idea dándome vueltas en la cabeza. Ordené -algo que no hacía hace millones de años-, le llamé -me pidió que le llamara después- e hice cosas para olvidar hasta que me resigné; debo expresarme acá y tratar de explicarlo un poco. No me va a aclarar, pero me va a liberar.
Algo pragmático sería como: La gente olvida más rápido que yo, la gente se mueve más rápido que yo, la gente lo supera más rápido que yo. Pero no lo digo en el sentido de baja autoestima, no me apena, la verdad es que me inquieta y me impresiono yo misma. Me impresiono de su suave brisa, esa que la llaman "mi vida", mientras que a lo que yo llamo "la mía" sería un monzón algo misterioso.
El otro día me estaba acordando de ciertas personas que hace cinco o cuatro años atrás lo eran todo para mi, y yo lo era todo para ellos, hasta que quizá fui yo la que les di la espalda y ellos abandonaron el juego. No entiendo porque la carga se hizo tan liviana para ellos, porque no creo en aquello de "dejarlo solo atrás". Se hicieron recuerdos invisible o censurados, que quizá ahora los recuerdan como una tontera o aún están censurado en sus cabezas que ni siquiera se ponen a  pensarlo. A mi me siguen molestando las cuerdas y esquinas puntiagudas de las memorias que chocan contra mi espalda. Me molestan, me molestan y pesan los recuerdos. No significa esto que yo sea rencorosa, si no que me impresiona, insisto.
Puede que, como a todos, se me olviden fragmentos de mi tiempo pasado, pero créeme que tengo la historia de mi vida bien clara, sé lo que he hecho y, aunque haya sido un pensamiento el correcto de entre mil, sé lo que haré. Estoy perdida en el tiempo porque estoy agobiada, agobiada quizá de no poder encontrarle el análisis correcto, la predicción o definición correcta de mi vida, de mi.
No me siento mal por darme cuenta que esa gente ya lo superó, bien por ellos. Pero si saben el rol que cumplieron en mi vida por favor llámenme y díganmelo. Yo aún no logro armar este rompecabezas, no logro comprender porqué esa pieza calza en esa fila del tiempo, no creo que haya sido solamente con fines de "te hicieron crecer", "te hicieron mejor persona"; por que sé que la vida no se vive por crecer y ser mejor persona, si no que se crece y se es mejor persona para algo que aún no sé descifrar o quizá no puedo simplemente designar. Algo más debe haber...

Yes, you


Hoy lo haremos en grande, porque hoy nos van a marcar. Silbando la melodía que tienen estas letras, el incendio incinerará nuestras palabras. Bienvenido a la carretera maldita, donde nos volvemos viejos y gordos mientras nos creemos cada vez más jóvenes, dulce sensación de viajar. Y tus ritmos, y tus canciones mueren y pelean, pero los poemas y mares que se mueven al ritmo de las risas quedarán como el arte de su bisabuelo. No me dejes ahora, no me pongas triste, no saques los brazos mientras estoy ahí. Si, tú. Me vuelves loca en todos sus significados, es como un libro. Variadas historias, muchas interpretaciones. Sin nada me haces brillar, como un collar invisible, como la voz del rëy. Hola paraíso, solo a media hora, yo me pongo lo mejor, tu pones lo mejor..

Tener actividad literaria sobre tu cuerpo.

Solo somos dos locos expandidos queriéndonos, llenos de aire repitiendo siempre la misma canción. Querer es llorar, reír, abrazar, escuchar, y por sobretodo mirar. También querer es gustarte lo que vez y comprender por qué nos encontramos allí y aquí, hoy mismo, aunque más que nada es dejar de cazar motivos para vivir. Ya tengo ojeras de tanto mirarte.
Tu cuerpo absorbe pretextos y argumentos, me dejas desnuda y yo solo respiro profundo, dejando mi cabeza moldeada en forma de nido moldeado especialmente para ti. Me parece que nunca más podré escaparme de tu nombre y esconderme para exorcizar mi corazón.
Mis recovecos, esos lunares y aquellas partes que aún el sol no llega a broncear volverán a ti cada vez que decidida que el mundo me de igual y quiera doblar mi razón.
No creo en mi todavía, no sé cocinar, fui infiel al menos una vez, y siempre me pregunto que si hay algo más de lo que siento. Finjo sonreír, lloro más de lo normal, te extraño siempre y me avergüenza llamarte... Arden mis manos y labios cuando tengo frío, ruegan que regreses, regalándote todo lo que poseo (mi cintura, mis labios y mi literatura barata y romántica que sospecho que detestas).

Y aunque yo jamás creí en tus hadas


te confieso, te prometo que esto tiene menos de funesto de lo que intuí. "(...)" es muy corto para resumir, muy cerrado para sentir.
Hablar de aquello es como describir el aroma de la canela, verlo es como imagina un pez hojas siendo consumidas por el fuego, y sentirlo es saber que en tu frente hay un papel en blanco, arrugado y borracho.
Es gracioso como una melodía describe un recuerdo y a la vez tu cara al reencuentro.

Pequeñas soñadoras, ya despertarán
"Humilde caballero,
me baja la mirada
matándome

Sí, me mata,
yo quiero por siempre
mantenerla allí, pero
no me culpe si yo
la bajo, es que soy
señorita y no puedo
aguantarme, soy
vergonzosa, pero sólo
cuando tengo los ojos
abiertos..."
______________________________

Señor de cara alargada,
de mirada larga,
de piernas interminables
y de sonrisa inalcanzable,
 ¿puede serme últil?
Bájeme ese par de luminosas pelotas.
-¡Aborden, aborden!

Ahora, por favor
 humilde gigantón,
mándalos a un lugar donde su pensamiento
sea correcto, y puedan sentir lo bien
que se siente estar en lo correcto,
como yo me siento al mandarlas a volar.

Lanzarse y caer


Es como lanzarte a lo que te resulta natural,
es como lanzarte a algo sin final.
Es como lanzarte al comienzo,
es como... MMMH...

Solamente eso.
Éso es escribir.
Es como subirte al papel que se mueve
mientras tú solo apoyas el alma.

Uno tiende a caer siempre en las mismas trampas,
vicios y en las mismas responsabilidades...
Uno tiende a caer siempre, uno tiende a caer.
Hasta que cae, y bien profundo.

Mientras tanto en la hora de verano del Pacífico...


Dentro de lo ambiguo de tus susurros hay todo un mundo de posibilidades (movimientos, palabras, refranes) que repartidos por allí parecen mil pedacitos de gozo dibujados en el silencio de tu habitación. Tenerte allí sin sentir tu respiración me enfurece, ya tendré bastante tiempo para extrañarte, ahora quédate a 0 cm. de mi y no te despegues. Momentos así son como si de repente pusieras play en tu reproductor musical y la canción que quieres escuchar suena, y es la exacta para esa persona. Vas cantando con las manos, y siguiendo el ritmo con los labios.
Tus besos son ¡GALAXIAS! (Para serte sincera, es lo primero que se me vino a la mente al recordar uno de tus besos, pero si tratara de descubrir un solo adjetivo me volvería loca, así que dejémoslo en galaxia simbólica, ¿ok?)
Sacas mi polera (llevo mi perfume dulce puesto) y así, en sus brazos, vemos como el mundo se derrumba... Esta es la idea de amor que siempre esperé, y aunque sea una gran palabra, los dos la estamos viviendo condicionados.

On the edge [26/06/12]


Tiritar, marearse, apenarse, mirar en blanco y esas ganas de estar loca y vomitar. Parpadeos de frío, cerradas de ojos de aquellas que no saben que hacer con el cuerpo. Mi mente ya no reacciona, gracias por confirmarme que soy débil. Gracias por hacerme sufrir imaginándote peor que yo. Gracias puto invierno por concederme tales estupideces misteriosas, como aquellas miradas. Gracias mente por hacer que me imagine las peores imágenes, y gracias sobretodo a mis ojos que ya no lloran.
Esta es una noche en las cuales me gustaría no dormir. Pero tampoco despertar. Cuando me cepillaba los dientes pensaba en hacer un sólo movimiento y listo. Pero no, no lo hice, porque soy bipolar.
Como dicen, las malas lenguas no merecen  besos, quizá con lo de malas lo dicen literal, o quizá no, pero yo ni hoy ni mañana merezco besos.

¿Sabes?


Estoy con esta mierda más allá de la cabeza, lo juro, y lo peor es que sigo respirando en ella, pero sólo para sobrevivir. Abajo no puedo ver, sólo sentir, o solo verte, nada más. Me duele, mucho. Arde.
Sé que todos hemos tenido momento así, momentos de mierda, pero no puedo esperar por terminarlos y ya, pero no sé cómo, no sé que hacer. No sé si llorar, reír, enojarme, aislarme, no pensar o algo más drástico, no sé, no sé. No me conozco y no sé como mierda funciona mi puta cabeza y menos mi corazón, sólo sé que son rápidos, se van y luego vienen. Me hacen sentirsufir. No sé si siento o estoy, si siento o soy.

can't find yourself lost in your mind


Ahora sé quien soy en realidad, ya se esfumó ese poco amor hacia mi que me quedaba. De alguna manera, los tengo a todos engañados, pero que va... No soy nadie, nunca lo fui, y desde ahora no digo que empezaré de cero, pero todos ya saben mis errores y es un poco liberador. Ahora de alguna manera yo soy la tonta de todos.

Some will give you pain, some will give you pleasure.


Tres años. Tres años y algo más. O quizá sean dos. ¿Uno?

Había escrito mucho, pero era mierda. A la mierda. Creo que ya sé por donde va.
Sé que no puedo hacer nada para que vuelvas ni decir nada para que te quedes, no soy buena con las palabras y creo que lo sabes bien. Mis sentimientos tampoco harán mucho, transparentar todo lo que soy, aún estando segura que orgullo es lo que no contengo, es difícil. Barrer todo el agua salada de la cara no hará nada, no va a cambiar ese momento, esa parte. ¿Donde está mi corazón? Detrás de toda esta mierda de hace años, detrás de todo lo que llevo en la cola, de toda la basura, de todas las mierdas sin importancia y de todo lo realmente importante que se ha ido enganchando como el pelo y tejiéndose unas largas trenzas de karma. Trenzas de humo hediondas, saladas y manchadas de tanto negro de mis pestañas. ¿Donde está tu corazón? No quiero saberlo, yo soy a la que se tiene que culpar, y seguir escupíendome las pistas no sirve. Nada va a cambiar. Yo tampoco voy a cambiar. Sé donde está tu corazón.
Nací rodeada de alegrías, de cosas brillantes, cómodas, espectaculares, rodeada esperanzas de triunfos que no voy a decepcionar, pienso son muchas luces para que una sombra se proyecte, pero eso es tema aparte de la felicidad. Siempre el triunfo me ha cegado de una o otra manera. ¿Que hacer después de triunfar? ¿Es difícil de entender que esté incompleta? En una vida que es tan demandante, me vuelvo vacía. Humo, sexo, alcohol, perfección, comida, mi otro yo. Humo, mi mente, mareos, alcohol. Un amor que es tan demandante, no- no puedo hablar, perdón... No me avergüenza nada, escondo lo brillante y es impresionante que lo ignoren, soy una descarada. Solo sé que si vuelves, no me detendrá a mantener firme lo que decidí, y es así de simple. Ya todo está escrito.
Te veo sentado, apoyado sobre tus rodillas y con las manos en la cara, yo hablando y tu diciendo cosas que nunca pensé que de verdad me las dirías, así, sin más. Despierto y sin miedo, y yo dormida o muerta.

Sueños e ilusiones. Contradicciones, contradicciones.


Duermo, despierto, veo tu blog, hablo con mi mejor amigo, me despido. Quiebro mi computador, pido que lo arreglen, leo. Me baño, me visto, me veo al espejo, me dan ganas de fumar, me pongo histérica. Me duele el cuello, me tomo dos pastillas sin agua, me lleva 1 hora hacerlas bajar hacia mi estómago, me gusta la sensación que me dejan. Me relajo en una cama de un millón y medio que según mi madre es más mágica que todos los libros y escritos de fantasía que odio juntos y me acuesto. Leo, me masturbo, leo y me sigo masturbando. Veo una película, envío mensajes de texto y creo que termino la película  Me toco, quiero fumar, como, tomo té y sigo leyendo...

Déjenlo y ya


No sé si es tristeza de no tener nada más que perder, arrepentimiento de no seguir mi lado insano, vacío del que se nota blanco e infinito o si simplemente es paz. De verdad no sé.
Respirando y aspirando este sucio aire siento que mis sentimientos afloran más al exterior mientras se consume todo en mis manos. Mientras las promesas las veo caer al suelo, en un final trato de seguir por lo menos con mis valores. Nada, no gano nada, solo me siguen en la mente las ganas de no tener una larga vejez. No digo ser infeliz, pero tampoco feliz.
Yo solo quería terminar con mi caja de hace años, mala suerte que todo esté así, pero creo que me merezco el final por tantas vueltas que me di. Sólo espero haberla cerrado y no volver a caer como un paracaídas de nuevo a lo que me acostumbré, y que no miento que aprendí a llevar muy bien.
La gente poco entiende y poco piensa, actúa mucho y aparenta mucho. No niego que soy superficial y mentalmente promiscua a cada segundo, pero hay cosas que ya tengo tan arraigadas de las buenas que cuando las veo de mayores me causa una repugnancia gigante hacia sus mentes.
Ya, déjenlo así, la tragedia se ve larga y prefiero llevarla así. Nada de puntos suspensivos ni nada de esos clichés. Es más, he decidido que soy una jodida coma de ahora en adelante, porque nunca saben donde ponerlas los ignorantes y sí saben ponerlas los que piensan, e incluso la pueden adaptarlas y siempre adecuarlas bien. Ojo que con ignorantes no digo analfabetos, sólo a gente sin conciencia social.

Magritte.


-¿Conoces a Magritte?
-Lo conozco.
-Pero si murió antes que nacieras.
-¿Qué? Estúpido, conozco su arte... Y ya sabía que había muerto hace años.
-Lamento su muerte... "Ceci n'est pas une pipe"
-Esto no es una pipa. Sé francés.
-No lo dudo. ¿No crees que somos parecidos a la pipa?
-¿Cómo?
-Magritte dice que la pipa puede ser algo más que una simple pipa, o que quizá ni siquiera es una pipa, y lo que quiso demostrar es que todo puede ser algo más o que todo lo que es no es en realidad... Quizá para Magritte somos actores dentro de esta iglesia que hace poco tuvieron sexo, quizás somos dos almas gemelas que nunca hubieran cruzado una palabra si no fuera por Magritte, quizás podemos ser algo más, como la representación de una época o algo más grande, y por eso no puedo entender que tengas esa cara... ¿Por qué ves en nosotros una pérdida del tiempo?

Cuando cayó de canto

Estoy en el medio, y eso me hace retraerme  Estoy cansada de sentirme tan vana, y sabes que la monotonía mata a cualquiera. No voy a ser el trasto de esta obra, no voy a ser el que muere primero ni la que deja todo por un móvil sentimental a favor del cabeza que serías tu, no. No voy a estar en plan de desbandada, porque eso no cambiará nada en mi forma de concebir en blanco, así que simplemente te fingiré y trataré de ser lo más propio posible. Soy una trastornada de los ataques de pánico, que está dándose cuenta que las conversaciones con su viejo son las mejores, que quiere escribir por siempre, aunque sepa que la multitud no la reconocerá, por lo que duda. También soy la que sabe que verdaderos amigos son pocos (muy pocos), que llora sola porque le es romántico y que quisiera ser más seria y hablar más bien. Que daría por todo eso, solo sé que me defraudo y voy perdiendo quien soy con el tema de conciliar la mente y el cuerpo.
Quizá en el vacío eterno encuentre las ganas y me planee, para luego reconstruir y aparentar a los de antes para que no se vayan, y una vez que se vayan, quedar sola con mi gozo.
Conclusiones de mierda que razono, pero necesito encontrar un final.

PUTA

Hay gente que habla de más. Tu saliva me llega hasta la cara y me carcome la paciencia como un ácido, y lo peor, es que hay otros que lo considerar imprescindible, como su maquillaje (nótese lo poco auténtico y natural). Aunque aquellas personas no me escupen ácido, mirar sus caras me duele, y más cuando sé que el ácido está afectando a su cerebro, ni saben lo que dicen, ellos solo me lo dicen

RESPIRARTE

Respirarte es; estar totalmente cómodos y sentir que te puedo decir todo, pero a la vez no decirte algunas para dejarte la duda, o quizá por vergüenza. Respirarte es también; pensar en ese momento que sólo importamos los dos, en nuestros rostros, comernos a besos y decir cuanto nos gustamos, sólo los dos. Éso es respirarte.

Chiloé

Hay lluvia cayendo, corre el viento frió, entrecierro los ojos en un leve intento de mantenerme caliente, pero al ver que no funciona; miro, y pienso que te extraño.
Y todo en los libros y en los libres parece real ahora, cada letra está cada vez más cerca a compás que me quedo más tiempo en este lugar. Pequeño y sorprendente, mucho por entregar.
Son imágenes que me gustaría narrar, imágenes que hubiera preferido que no se hubieran ido... Y de pronto me doy cuenta que no fueron imágenes las que quise guardar, si no que fueron fragmentos de tiempo que me enamoraron, que son difíciles de encontrar y difícilmente se repetirán.