lunes, 27 de mayo de 2013

Some will give you pain, some will give you pleasure.


Tres años. Tres años y algo más. O quizá sean dos. ¿Uno?

Había escrito mucho, pero era mierda. A la mierda. Creo que ya sé por donde va.
Sé que no puedo hacer nada para que vuelvas ni decir nada para que te quedes, no soy buena con las palabras y creo que lo sabes bien. Mis sentimientos tampoco harán mucho, transparentar todo lo que soy, aún estando segura que orgullo es lo que no contengo, es difícil. Barrer todo el agua salada de la cara no hará nada, no va a cambiar ese momento, esa parte. ¿Donde está mi corazón? Detrás de toda esta mierda de hace años, detrás de todo lo que llevo en la cola, de toda la basura, de todas las mierdas sin importancia y de todo lo realmente importante que se ha ido enganchando como el pelo y tejiéndose unas largas trenzas de karma. Trenzas de humo hediondas, saladas y manchadas de tanto negro de mis pestañas. ¿Donde está tu corazón? No quiero saberlo, yo soy a la que se tiene que culpar, y seguir escupíendome las pistas no sirve. Nada va a cambiar. Yo tampoco voy a cambiar. Sé donde está tu corazón.
Nací rodeada de alegrías, de cosas brillantes, cómodas, espectaculares, rodeada esperanzas de triunfos que no voy a decepcionar, pienso son muchas luces para que una sombra se proyecte, pero eso es tema aparte de la felicidad. Siempre el triunfo me ha cegado de una o otra manera. ¿Que hacer después de triunfar? ¿Es difícil de entender que esté incompleta? En una vida que es tan demandante, me vuelvo vacía. Humo, sexo, alcohol, perfección, comida, mi otro yo. Humo, mi mente, mareos, alcohol. Un amor que es tan demandante, no- no puedo hablar, perdón... No me avergüenza nada, escondo lo brillante y es impresionante que lo ignoren, soy una descarada. Solo sé que si vuelves, no me detendrá a mantener firme lo que decidí, y es así de simple. Ya todo está escrito.
Te veo sentado, apoyado sobre tus rodillas y con las manos en la cara, yo hablando y tu diciendo cosas que nunca pensé que de verdad me las dirías, así, sin más. Despierto y sin miedo, y yo dormida o muerta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario